Reporte Católico Laico

Recuerdan una gran tragedia en el Lago de Maracaibo

Recuerdan una gran tragedia en el Lago de Maracaibo
El periodista y reportero grafico de El Regional del Zulia, José López, recuerda este terrible episodio en Puente sobre el Lago de Maracaibo, donde casi pierde la vida.
Foto/Archivo
En las páginas de El Regional del Zulia se informó sobre el trágico accidente que dejó 48 muertos y 11 sobrevivientes.

Hace exactamente 22 años, la colectividad zuliana se consternó con una de las peores tragedias ocurridas en el Lago de Maracaibo.

Un viernes 5 abril de 1991, a las 11:25 de la noche, un colectivo repleto de pasajeros de la Línea Expresos Maracaibo, cayó de la Pila 66 del Puente “General Rafael Urdaneta”, con saldo de 48 muertos y 11 sobrevivientes, entre los cuales se encuentra quien escribe.

Momentos de angustia y nerviosismo, ante la difícil e increíble situación por la cual atravesaban sus pasajeros al momento de que la unidad cambió su ruta, y adelantó lo que seria su destino final.

Para sorpresa, de sus pasajeros y los mismos conductores que transitaban por el Puente, el Expreso luego de tumbar la baranda, en una caída de 15 metros, se sumerge al Lago, aparatosamente. Gritos, angustia y resignación para algunos, prevaleció al momento de que el bus se hundía hasta llegar al fondo.

Fuimos unos pocos, que en esa inmersión, mientras que el bus se destrozaba por la presión del agua, logramos salir del interior de la unidad, y con mucha constancia pero sobre todo fe, nadamos hasta salir a flote.

Esos segundos sumergidos en el agua se hicieron infinitos, pero se convirtieron en reconfortables al poder ver la superficie.

Manteniéndose en el ambiente una relativa calma, moviéndonos por el marullo de las olas, tropezando con algunos equipajes y sintiendo una agua fresca. Algunos nadamos hasta llegar a debajo del Puente donde se encontraban unos mecates colgantes, por el cual pudimos subir sólo tres personas con ayuda de los transeúntes, quienes pasaban en ese momento y se dedicaron a ayudar, halando a cada uno de los sobrevivientes, hasta el pavimento del puente.

Gracias también a los pescadores, quienes se avocaron a buscar sobrevivientes en ese momento, ya que algunos de ellos sintieron a distancia la caída del Expreso al Lago, asombrado de tal manera, que se acercaron al sitio del siniestro. Uniéndose así, a la odisea de salvamento de la Guardia Nacional, los guardacostas, bomberos entre otros.

El mismo Gobernador para entonces, Oswaldo Alvarez Paz, se apersonó al Puente, al saber de inmediato la lamentable noticia que en el Zulia enlutaba a numerosas familias.

Hoy, a la distancia de 22 años, el trágico recuerdo permanece intacto, principalmente en quienes como yo milagrosamente logramos sobrevivir.

 Desde Maracaibo

José A. López L. / La Verdad



wp plugin and themes