Reporte Católico Laico



Dr. Enrique Aristeguieta Gramcko: “Ya basta de sumisión, ya basta de envilecimiento”.

Dr. Enrique Aristeguieta Gramcko:  “Ya basta de sumisión, ya basta de envilecimiento”.

El Doctor Enrique Aristeguieta Gramcko, miembro de la Junta Patriótica que derrocó la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y miembro fundador de la Sociedad Democrática, realizó este jueves una rueda de prensa para dar a conocer el Manifiesto a la Sociedad Democrática Venezolana y a su Fuerza Armada Nacional. En donde se analizaron y plantearon diversos aspectos entorno a la coyuntura política que esta viviendo el país.

El Dr. Aristeguieta destacó que tras la desaparición física del Presidente de la República “la característica más sensible y peligrosa que ha manifestado este gobierno en su desempeño es la sumisión a un país extranjero” porque se esta incurriendo en el delito de traición a la patria.

Durante las declaraciones del Dr. Aristeguieta Gramcko señaló que el Manifiesto busca “un despertar de conciencia de los venezolanos y al cumplimiento del deber de la ciudadanía en general y a las Fuerzas Armadas en particular”.

En relación a la marcha convocada para el 23 de enero declaró que “es un error suspender una acto por las amenazas un régimen dictatorial” e invito a consolidar un frente único de oposición ante el repliegue.

Sobre la oposición, agregó que “la oposición tiene que ser digna de ese nombre y no una oposición colaboracionista” porque es “un momento histórico muy peligroso y no caben las medias tintas; se está con la constitución o se está con la dictadura”. Además le hizo un llamado a sus amigos de la oposición y le recordó que “Partido de oposición que no hace oposición sigue en la oposición”

Finalizó diciendo “No hay ninguna dictadura totalitaria que haya dejado el poder por la via electoral. Han tenido que ser echadas a la fuerza o simplemente han implosionado. No quiero para Venezuela una consolidación de lo que va en camino a ser una Dictadura totalitaria”.-

 

Acá el documento completo: http://venezuelasoberana.com/

Venezuela Soberana

¡No a la dominación cubana!

Manifiesto a la Sociedad Democrática Venezolana y a su Fuerza Armada Nacional

¡Hagamos cumplir la Constitución e impidamos la dominación cubana!

El gobierno de Venezuela ha incurrido en reiteradas violaciones constitucionales y propiciado una inédita subordinación al régimen castro-comunista Cubano. Se convoca a la sociedad democrática y a su Fuerza Armada a restituir la Constitución y a liberarse de la tutela cubana.

Nosotros, los abajo firmantes, nos dirigimos a todos los sectores democráticos del país y en especial a los integrantes de las Fuerzas Armadas Nacionales, en esta hora aciaga de la patria, para plantearles lo siguiente:

1.            Desde hace catorce años Venezuela ha sido víctima de una invasión por parte del régimen castro-comunista cubano. Esta invasión se ha efectuado debido a que fue propiciada y amparada desde el más alto gobierno.

2.            De manera lenta y progresiva, los cubanos han tomado control de nuestras notarías, los registros, el sistema de identificación y extranjería, la política exterior, y sectores importantes de la economía nacional. El control de los cubanos ha llegado incluso a los cuerpos policiales y a las Fuerzas Armadas, en detrimento de la seguridad y defensa del Estado.

3.            Las consecuencias de la dominación castro-comunista se evidencian en todos los ámbitos del quehacer nacional. Esto ha significado, entre otros muchos males, la destrucción de nuestra industria petrolera; el desmantelamiento del aparato productivo, tanto en el campo como en la industria; la progresiva eliminación de las libertades civiles y económicas; y el avance del narcotráfico, la guerrilla y el crimen organizado.

4.            Para garantizar su control sobre Venezuela, el castro-comunismo ha diseñado un sistema electoral a su medida, que le permite tergiversar la voluntad de los electores, mediante el ventajismo, el abuso, la coacción, la compra de conciencias, y un sinnúmero de vicios e irregularidades.

5.            Los recursos del Estado venezolano ya no se invierten en resolver los múltiples problemas que afectan a nuestro pueblo, sino que se utilizan abiertamente para financiar la expansión del castro-comunismo en toda la región. Es por ello que una parte de la comunidad internacional, sobornada con petrodólares venezolanos, avala y legitima la invasión cubana en Venezuela.

6.            Es público y notorio que el destino de los venezolanos ya no lo deciden nuestras propias autoridades, sino que se define descaradamente en La Habana, con la participación abierta de los hermanos Castro.

7.            Preocupados por la desaparición física del presidente Chávez, el régimen cubano ha diseñado un mecanismo para perpetuar su control sobre Venezuela. La maniobra incluye apuntalar a un sucesor sumiso a sus intereses, Nicolás Maduro, y propiciar un “pacto” entre los diferentes sectores del PSUV, que garantice la continuidad de la injerencia cubana en nuestra nación.

8.            Esta maniobra cuenta con el respaldo de varios presidentes latinoamericanos, entre ellos, los de Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Uruguay; la mayoría de los cuales no solo comparte la misma ideología y las mismas metas políticas, sino que se benefician todos de los aportes económicos que les proporciona el gobierno venezolano.

9.            Todo lo anterior constituye una clara violación a la Constitución y a las leyes; configura un golpe de Estado en favor de una potencia extranjera; y significa, a la larga, la transformación del Estado venezolano en un apéndice de Cuba.

10.       Pese a que nuestro planteamiento es razonable, democrático y constitucional, voceros del gobierno y algunos sectores de la oposición lo calificarán de “golpista”. Pero ocurre justamente lo contrario; golpistas son quienes han venido violando la Constitución de manera sistemática. Restablecer su vigencia es un mandato explícito, contemplado en el Artículo 333 de la Carta Magna.

Durante los próximos días se definirá si Venezuela dejará de existir como nación, para convertirse definitivamente en una colonia de Cuba; o si recuperaremos nuestra identidad y nuestro destino histórico. Estamos convencidos de que nuestras Fuerzas Armadas, respaldadas por todos los sectores de la sociedad civil, daremos un paso al frente, e impediremos la disolución de la patria.–

 

wp plugin and themes